Acepto

Y entonces llegaste un día con una historia en las manos, mientras aún yo creía en la permanencia de lo cotidiano. El cielo y unos pocos atestiguaron nuestro momento esperado, y aunque los nervios se presentaron las palabras fluyeron en el estrado. A mi alrededor todo enmudeció y solo escuchaba tu voz entonando una propuesta. …

Sigue leyendo Acepto

Anuncios