Desconcierto

Una de las acepciones que dala RAE a la palabra desconcierto es la de “Estado de ánimo de desorientación y perplejidad”, el cual, a mi juicio, se convierte en decepción cuando el pesar tiene como causa un engaño (también conceptualizado por la RAE).

El desconcierto y la decepción son chocantes cuando se trata de amigos, pero bastante fuertes cuando se habla de familiares y personas que se han amado.

¿Qué motiva estos estados?

  • la falta de sinceridad
  • las medias verdades
  • la caída de las máscaras de lo políticamente correcto
  • darte cuenta de que las cosas nunca fueron como las veías  o como querías verlas.

¿Qué  hacer para superar estos estados?

  • Despertar del letargo y llorar si es necesario.
  • Cerrar ciclos.
  • Mejorar nuestras relaciones con las personas que nos rodean.
  • Revisar  nuestras creencias, en algunos casos consolidarlas  y dar a conocer nuestras posiciones.
  • Mirar las oportunidades que están a nuestro alrededor y aprovecharlas.
  • Pero sobre todo, dar gracias a Dios por haber permitido la sucesión de algunos acontecimientos claves, que en su momento fueron dolorosos, pero que con el tiempo nos damos cuenta de que fue mejor que ocurrieran.
  • Aprender la lección
  • Seguir el camino hacia el sol, o hacer uno nuevo.

Maracaibo, 25 de abril de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s