Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 mayo 2011

abuso de “prioridades”

Hace poco, una gran amiga escribió en su perfil de facebook esto: “¿Por qué nos concentramos en hacer nuestra vida tan complicada? si las cosas mas simples son tan perfectas…” y coincido perfectamente con ella, pues nuestra inconformidad humana nos lleva a  probar lo que no debemos probar,  a ostentar más de lo que necesitamos tener, y en el peor de los casos, a renegar de lo que Dios nos ha dado cuando alguna cosa no nos sale bien. Es entonces cuando recuerdo aquello que mi casi hermana Marylyn dijo una vez “si te sientes insatisfecho con lo que tienes, observa lo que tienen otros y veras cuan bendecido estas”, pero yo cambiaría algo: “…observa lo que NO tiene otros…

Cada quien busca su felicidad donde la cabeza cree que es conveniente, unos más lejos, otros más cerca de su origen, y para ello determinan una serie de objetivos, y estrategias  en la que se establecen unas prioridades.

Muchas veces escuché la palabra “prioridades”, pero más retumbó en mis oídos durante la época universitaria, pues el hecho mismo de cursar estudios superiores constituyó para mí y mi entorno la principal actividad del momento; era prioritario terminar para pasar a otra etapa, la laboral.

No obstante, me entristece y en parte me decepciona saber que varios de mis amigos y allegados reducen su vida a la palabra “Prioridad” en singular o plural, en especial porque  hay de por medio una connotación económica. Muchos han optado por  convertirse en máquinas productoras de dinero y adictos al trabajo para darle algún sentido a su vida.

De un tiempo para acá ha crecido mi duda sobre el sentido de las “Prioridades”, porque a veces me pregunto si son para vivir mejor o para morirse más rápido. Unos trabajan para vivir, otros viven para trabajar.

Yo entiendo que cada día el costo de la vida es más alto y un sólo salario no rinde para tener todas las comodidades que quisiéramos, pero cuando optamos por tomar decisiones importantes como empezar en otro trabajo adicional, partir a otro país en busca de mejores condiciones económicas,  o emprender  un negocio independiente,  lo más conveniente sería encomendar a Dios esos proyectos, para aceptar con humildad los fracasos y ser agradecidos con los logros.

Pero no, el ser humano también es egoista y asume que todo es obra suya y cuando las cosas no salen bien, comienza a desarrollar un malestar orgánico que no le permite ni disfrutar de la familia y amigos, ni bajar la cabeza para levantar luego la mirada con el fin de replantearse un nuevo panorama, porque “hay Prioridades (económicas)  que atender“. Lo más lamentable del asunto es que cuando muchos de los que han resuelto y cumplido con las prioridades que se plantearon al principio y a lo largo de su vida, han terminado sus días sin cabello, no por las preocupaciones sino por las quimioterapias a las que han debido someterse para combatir un cáncer que se gestó en medio de tanta jerarquización de ideas… Unos cuentan con la presencia y el apoyo de espos@s, hij@s, amigos y demás familiares, pero otros están solos.

Maracaibo, 2 de mayo de 2011

ANY RIERA

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: