A un año de tu partida

¿Por qué nunca te hablé?

¿Por qué nunca me hablaste?

¿Por qué cuando nos encontramos
las palabras no representaron
la necesidad de comunicación
de nuestras miradas?

 

Yo quería saber de ti,

de lo que te ocurría,

de lo que pensabas,

de lo que soñabas,

pero nunca tus palabras fluyeron.

 

Y un sábado, cuando por azar

nos cruzamos en el camino físico,

tus ojos reflejaban lo que la virtualidad

no permite observar.

 

A un año de tu partida,

todavía me reprocho el no haberte buscado,

ahora todo queda en un “Tal vez”.

 

Tal vez hubiera escuchado tu preocupación,

tal vez te hubiera dado mi palabra de aliento,

tal vez necesitabas una mano amiga,

tal vez expresar tus sentimientos.

 

Aun recuerdo a San Francisco

llegar con un cordón de llanto.

Aun lloro tu partida sin regreso,

y conservo tu mejor sonrisa,

y aunque fueron pocas en tu corta y obstinada vida,

doy gracias a Dios por haberla conocido.

 

A un año de tu partida,

San Francisco y su cordón

avivan el recuerdo de una lección aprendida

de la manera más dolorosa:

“Comunicar para vivir”.

 

Si tal vez hubiéramos hablado,

no te hubieras ido tan pronto

y probablemente te hubiera visto brillar en tus logros,

Amigo mío para siempre.

 

 

 

Any C. Riera O.

Maracaibo, 26 de enero de 2008

A Gilberto Fernández

En su aniversario de fallecido

4/10/2007

 

Misión cumplida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s